¡Charlemos!
+1 438 600 0063

por Riteba McCallum
1 marzo 2020

Entrenamiento de chatbots: un nuevo tipo de servicio lingüístico

Recientemente hicimos algo que nunca habíamos hecho antes: proporcionamos los datos para entrenar a un chatbot con inteligencia artificial. Si bien este proyecto representaba un nuevo desafío para OXO, salimos airosos. Ahora, nos entusiasma contar los detalles de esta experiencia y compartir nuestras ideas acerca de por qué consideramos que la industria de los servicios lingüísticos tiene un papel importante que desempeñar en el futuro del aprendizaje automático y la inteligencia artificial.

¿Cómo se entrena un chatbot?

Vemos que los chatbots aparecen cada vez más en todo tipo de sitios web. Los chatbots que utilizan el aprendizaje automático necesitan que se los alimente con una gran cantidad de datos de entrenamiento, con el fin de que aprendan a entender y a responder las preguntas de los usuarios. Estos datos pueden provenir de correos electrónicos de servicio al cliente preexistentes, registros de llamadas y preguntas frecuentes, pero a menudo no son suficientes. Ese es el momento en el que el proveedor de servicios lingüísticos entra en juego. Podemos escribir cientos o, incluso, miles de enunciados que reflejen lo que el usuario objetivo podría preguntarle al chatbot y de qué manera lo haría.

Reclutamos a 120 personas y les hicimos una gran cantidad de preguntas

Recientemente, OXO fue contratada con el fin de proporcionar los datos de entrenamiento en francés de Quebec para el chatbot de servicio al cliente de una marca blanca que estaba desarrollando un gigante de la tecnología. EEl proyecto implicó un total de 4.500 escenarios de servicio al cliente para diferentes industrias, por ejemplo, «Acabas de comprar un billete de avión y deseas saber si la aerolínea permite viajar con mascotas» o «Deseas cambiar de proveedor de telefonía móvil, pero te preocupa perder tu número». Para cada escenario, dos personas debieron encontrar 55 maneras de preguntar lo mismo, utilizando diferentes etiquetas y palabras clave, y sin repetir oraciones. Además, tuvieron alrededor de una hora para conseguirlo. Más adelante, el cliente utilizará esas preguntas a modo de datos de entrenamiento para el chatbot.

Fue un nuevo desafío para OXO. Para completar el proyecto en un plazo de un mes, tuvimos que reclutar y realizar pruebas a 120 personas. Debían ser personas que tuvieran disponibilidad para comenzar de inmediato, que pudieran escribir en francés sin errores y que contaran con la creatividad necesaria para encontrar 55 maneras de hacer la misma pregunta en el momento, algo que no todos pueden hacer.

Más allá de este desafío creativo, el principal obstáculo que encontramos para este proyecto estuvo, por supuesto, en el plano de los recursos humanos: tuvimos que reclutar, realizar pruebas y gestionar a una gran cantidad de gente. Estamos acostumbrados a hacerlo, pero nunca a esta escala. Nuestro gerente de Recursos Humanos, Kevin Lavoie, se puso en contacto con nuestra amplia red de colaboradores, como también con universidades locales, y les pidió a los miembros del equipo que difundieran la búsqueda entre sus contactos personales. El resultado: tuvimos la capacidad de reclutar a más de cien personas en dos semanas y proporcionar una buena fuente de ingresos para profesores, tutores, traductores y recién graduados que se encontraban desempleados debido a la pandemia de COVID-19. Completamos este proyecto en un mes y el cliente quedó muy satisfecho con la calidad que logramos.

Ampliando la definición de «servicios lingüísticos» en el siglo XXI

Debemos admitir que, antes de abordar este proyecto, este no era un servicio que ofreciéramos, a pesar de que «Innovation» (innovación) forma parte de nuestro nombre. Sin embargo, tiene mucho sentido: ya contamos con una sólida estructura de gestión de proveedores y la experiencia lingüística adecuada. De hecho, muchas de las grandes agencias de traducción del mundo ya están listas para emprender la prestación de servicios de aprendizaje automático. Es hora de que las empresas más pequeñas nos pongamos a la altura. La industria de la inteligencia artificial va a seguir creciendo, especialmente aquí, en Montreal. La demanda indudablemente existe, y hay lugar suficiente para que el enfoque orientado al cliente y con conciencia de calidad de OXO entre al juego.

En ciertos círculos de la industria de la localización, existe la preocupación acerca de que la inteligencia artificial consiga que nuestros trabajos se vuelvan obsoletos. La demanda de datos de entrenamiento para chatbots es, simplemente, otro ejemplo de las formas en que la tecnología, lejos de volvernos redundantes, crea nuevas oportunidades para las personas con habilidades lingüísticas o de gestión de proyectos.

Servicios de aprendizaje automático de OXO

Ahora que en OXO completamos nuestro primer proyecto de entrenamiento de chatbots con éxito, nos entusiasma ampliar nuestros servicios hacia esa dirección. Ya contamos con las herramientas necesarias para continuar encargándonos de más pedidos relacionados con el aprendizaje automático.

Ofrecemos lo siguiente:

  • Gestores de proyectos y de proveedores con mucha experiencia.
  • Una amplia red de recursos con habilidades lingüísticas sólidas y el interés en la creación de conjuntos de datos para chatbots.
  • Localización para varios idiomas y variantes, incluidos los siguientes:
    • inglés norteamericano;
    • francés canadiense;
    • portugués brasilero;
    • español latinoamericano.
  • Sede en Montreal, un centro mundial para la inteligencia artificial.

Si le interesa obtener más información acerca de este servicio, comuníquese con nosotros hoy.

Volver al Blog