¡Charlemos!
+1 438 600 0063

por Riteba McCallum
14 abril 2022

Prácticas recomendadas para la localización web

¿Qué es la localización?

La localización, a menudo abreviada como L10N, consiste en adaptar el contenido de sitios web, aplicaciones, videojuegos, entre otros, a un país o región específicos. La localización es, por tanto, la traducción de la lengua original, pero es mucho más que eso. Incluye, por ejemplo, la adaptación de referencias culturales, formatos de fecha y hora, divisas, modalidades de pago, contenidos multimedia y todo lo que pueda optimizarse para la audiencia de destino local.

En otras palabras, la diferencia entre traducción y localización es que la traducción consiste en cambiar el texto de un idioma a otro, mientras que la localización incluye todos los demás aspectos relacionados con la experiencia del usuario, y que es necesario adaptar si tienes pensado lanzar un producto en un nuevo mercado.

¿Por qué es tan importante la localización?

La localización de tu sito web va a abrirte puertas a un nuevo mercado global con enorme potencial de captación de clientes. Si bien es verdad que el inglés es la lengua franca en contextos corporativos y comerciales, la mayoría de los consumidores prefieren comprar en sitios web que estén en su lengua materna. En una encuesta realizada por CSA Research entre consumidores de 29 países, el 40% de los encuestados afirmó que sólo compra en sitios web o aplicaciones que están disponibles en su lengua materna. Dicho de otra forma, si no localizas tu contenido web, no estás llegando a todas esas personas.

Además, la localización de tu sitio web ayudará a que tus clientes potenciales te encuentren más fácilmente, pues la mayoría de usuarios utiliza motores de búsqueda en su idioma nativo. En este sentido,la localización de SEO puede aumentar tu visibilidad y ayudar a generar tráfico hacia tu sitio web.

Prácticas recomendadas de localización

Redacta pensando en la localización

El ejercicio de crear contenidos adaptados al proceso de localización se conoce como internacionalización. Hay algunos pasos sencillos que tu desarrollador puede seguir durante el diseño del sitio web para facilitar la posterior localización. Por ejemplo, es útil habilitarlo para que soporte diferentes idiomas, conjuntos de caracteres, monedas, y envíos de formularios. Del mismo modo, redactar el texto original pensando en la localización puede facilitar mucho el trabajo.

Por ejemplo, evita utilizar ejemplos y referencias culturales que pueden no resonar de igual forma en la audiencia de destino, a no ser que sea estrictamente necesario o fácil de resolver. Cuantos más elementos haya que adaptar en lugar de simplemente traducir, más complicado será el proceso de localización y mayores serán las posibilidades de que el juego de palabras que funciona en el idioma origen pierda todo el sentido durante la traducción.

Por ejemplo, las referencias a cursos escolares concretos pueden ser un quebradero de cabeza para el equipo a cargo de la localización, porque los sistemas educativos varían considerablemente entre países. En estos casos, si puedes comunicar el mismo mensaje usando referencias a la edad, los traductores te lo agradecerán.

Llevamos a cabo un programa extraescolar para niños de sexto a octavo curso.

Llevamos a cabo un programa extraescolar para niños de 11 a 14 años.

Utiliza siempre un lenguaje claro y conciso. No sólo porque facilita la traducción, sino porque es sinónimo de buen estilo de redacción. También es importante tener en cuenta que el tamaño del texto puede variar durante la traducción, ya que algunos idiomas son más expansivos que otros. Por ejemplo, el francés y el español ocupan un 30% más que el inglés. Así que si estás escribiendo en inglés y tienes pensado traducir el texto a las lenguas románicas, haz lo posible por no llegar al límite de caracteres/espacio en el texto original.

Conecta tu web directamente a nuestro software de traducción

Si conectas tu CMS directamente con el software de traducción de tu proveedor de servicios lingüísticos, te resultará más fácil integrar el contenido a tu sitio web (¡sin tener que pasar horas copiando y pegando!).

Muchas herramientas CAT (Traducción asistida por la tecnología) ofrecen un plugin que se conecta a las plataformas CMS más populares, como WordPress o Hubspot. El contenido se importa directamente desde tu sitio web a la herramienta de traducción, y la traducción se exporta a la web cuando está lista. Este proceso supone un ahorro considerable de tiempo, y reduce el riesgo de error humano porque no es necesario pegar manualmente la traducción en cada página del sitio web. Además, facilita enormemente la gestión de cualquier actualización del contenido de tu sitio web. Por ejemplo, cuando realizas algún cambio o publicas una nueva página, el nuevo contenido se puede enviar automáticamente a la traducción.

Es importante entender que las CAT (herramientas de traducción asistida por la tecnología) no son lo mismo que traducción automática. Tu contenido se traducirá en todo momento por un humano, a no ser que solicites lo contrario. La característica más importante de las herramientas CAT es que dividen el contenido en segmentos y los almacenan en una base de datos llamada memoria de traducción (MT), que a su vez permite reutilizar traducciones anteriores de contenidos repetidos o similares, acelerando así el proceso de traducción y garantizando la coherencia. Estas repeticiones y coincidencias se cobran generalmente a una tarifa más baja, por lo que el uso de una TM limita los costes, y reduce los tiempos de entrega.

Las herramientas CAT se complementan con un glosario terminológico integrado, llamado termbase (TB), que permite a los traductores acceder fácilmente a tu glosario y a las preferencias terminológicas que puedas tener. También cuentan con recursos útiles de auditoría de calidad que comprueban automáticamente aspectos como los espacios de más, las incoherencias (dentro del texto y entre versiones) e incluso los requisitos de limitación de caracteres.

Comunícate con los traductores

Tenemos un chiste popular en nuestro sector: ¿Cuántos traductores hacen falta para cambiar una bombilla? Depende del contexto.

Gran parte de la traducción y el significado dependen del contexto. Aunque las herramientas CAT tienen muchas ventajas, como hemos visto anteriormente, esconden con un único inconveniente: la pérdida de contexto. Por ejemplo, la palabra «Contacto» por sí sola podría ser una llamada a la acción para un botón, o un sustantivo para una etiqueta. Sin más contexto, el traductor no puede estar seguro de la traducción correcta.

La mejor manera de proporcionar contexto es dar al equipo de traducción acceso a tu sitio web. Puedes hacer esto facilitándoles credenciales para que puedan acceder a las secciones de la web que son exclusivas para miembros o que aún no se han publicado, o puede ser tan sencillo como enviarles el enlace a la página en cuestión. Si el sitio web aún no está construido, puedes proporcionar otro material de referencia como wireframes, maquetas o capturas de pantalla.

También es posible añadir comentarios para ayudar a los traductores, como «este es un botón para enviar un formulario». Si estás trabajando con archivos de código basados en texto (XML, HTML, JSON, etc.), también puedes codificar los comentarios. Si gestionas tus traducciones en una hoja de cálculo, puedes añadir una columna con notas.

Calcula el rendimiento del proceso de localización

Después de lanzar el sitio web localizado, necesitarás una forma de controlar su rendimiento de la misma manera que lo harías con el sitio principal. Es importante también hacer seguimiento de las cifras de ventas en el nuevo mercado, tanto online como offline si tiene tiendas físicas. Puede ser difícil determinar qué ingresos proceden del sitio web localizado frente a los esfuerzos de marketing local, y a lo que los compradores habrían gastado igualmente si el sitio web no estuviera en su idioma. No es una ciencia exacta.

Dicho esto, al comenzar el proyecto de localización de tu sitio web, debes tener en mente los objetivos que quieres alcanzar y los KPI a los que aspira tu equipo. Si no se detecta el aumento de ventas o de tráfico esperado tras el lanzamiento del sitio web, es conveniente examinar más detenidamente lo que está ocurriendo. Puede que haya un factor importante que no has contemplado en el proyecto de localización, como la estrategia de SEO o la disponibilidad de la atención al cliente en el idioma nativo de tu público objetivo. Si no se mide el rendimiento, no será posible tener conocimiento de ninguno de estos asuntos.

Conclusión

La localización de un sitio web es un proyecto de envergadura y, como tal, requiere de una inversión importante. Si se planifica adecuadamente y se siguen las prácticas recomendadas, podrás asegurarte de que el proceso se completa sin sobresaltos, y sin pérdidas de tiempo o de dinero. Elegir correctamente a tu socio de contenidos globales puede ayudarte a crear una estrategia de localización sólida, y a establecer un flujo de trabajo eficaz para que puedas sacar el máximo partido a tu sitio web multilingüe. Contacta con OXO hoy mismo para empezar.

Volver al Blog